domingo, 30 de marzo de 2014

BIZCOCHO MARMOL



Me encanta este bizcocho. Tiene un suave sabor a vainilla y chocolate y una textura esponjosa que me chifla. Y es que me encantan los bizcochos, sólos, con café, chocolate o infusión .... para desayunar, merendar o cenar .... de limón, naranja,melocotón,zanahoria, cacao, ....
Es un dulce, fácil, rápido y riquísimo, que puedes hacer de infinidad de sabores. Soy "bizcochera" a más no poder... no tengo remedio!!


Ingredientes:




Preparación:

  1. En un bol echamos los huevos, el azúcar, los yogures, el aceite y la esencia de vainilla y batimos. Añadimos los tres vasos de harina y el sobre de levadura y terminamos de batir hasta que no quede ningún grumo.
  2. Dividimos la mezcla en dos parte iguales. A una de las partes le agregamos 3 cucharadas de harina (rasas) y batimos.
  3. Le echamos las 3 cucharadas (rasas) de cacao a la otra mezcla...
  4. .... y batimos bien.
  5. Engrasamos un molde con mantequilla o aceite.
  6. Echamos la mezcla de vainilla, reservando una cucharada (apróximadamente).
  7. Y encima la de cacao.
  8. Echamos la cucharada que habíamos reservado y con la cuchara movemos ligeramente (sólo un poco) para que se mezclen las dos masas ligeramente.



Metemos al horno, que ya estará caliente, durante unos 30 - 35 minutos a 180º. Para saber si está listo lo pincharemos con un palillo o brocheta, si esté sale húmedo lo dejaremos unos minutos más.
Lo dejaremos enfriar bien antes de desmoldarlo.



¡BUENÍSIMO!




lunes, 24 de marzo de 2014

TARTA DE NATA CON FRESAS







Sé que últimamente subo muchos postres con fresas, pero es que me chiflan y ahora que están en temporada tengo que aprovechar. Cuando voy al súper y las veo nada más entrar no puedo evitar comprarlas, me encantan solas, con yogur, con nata, en mermelada .... etc.
Me recuerdan a cuando era pequeña, que venía el frutero por las casas y mientras mi madre compraba, yo me quedaba mirando embelesada para las fresas y el frutero siempre me regalaba unas poquitas, y yo me iba más contenta que si me hubiera dado un caramelo.
Me podía haber quedado mucho mejor, pero después de un montón de infortunios que  creí que no iba a dar tiempo a hacerla, la terminé justito cinco minutos antes de la comida familiar de los domingos, y con fotitos del paso a paso y todo!!! Bueno, uno de los infortunios (el más leve) es que se me rompió la manga pastelera, por lo que la decoración quedó un poco simple. Pero estaba de rechupete y como dicen por ahí, lo que importa es lo de dentro.


Ingredientes:

 

Preparación: 

Primero prepararemos el bizcocho (si es el día antes mucho mejor). Yo usé mi receta del bizcocho de limón, pero cambiando la ralladura de limón por media cucharada de esencia de vainilla. Para ver la receta del bizcocho pinchad aquí.
 
 
Preparamos el almíbar poniendo en un cazo al fuego, un vaso de agua, una cucharada de azúcar y una cucharada de ron u otro licor que os guste. Revolvemos y cuando comience a hervir, retiramos del fuego. Dejamos enfriar y reservamos.
 
 
Lavamos las fresas, les sacamos el tallo y picamos unas pocas en trocitos pequeños y otras en trozos más grandes que nos servirán para adornar la tarta.
 
 
 
Montamos la nata. Para ello la nata debe estar fría y debe tener más del 30% de materia grasa. Otro truquito para que la nata monte mejor, es meter las varillas y el bol donde la vamos a batir, en la nevera una hora antes. Añadimos el azúcar al gusto, yo le eché 100 gr para los 600ml de nata, pero eso ya a vuestro gusto. Sabremos que la nata está montada, porque las varillas dejaran unos surcos ligeramente amarillos, pero para asegurarnos podemos darle la vuelta al bol y si la nata no cae es que está montada. Por supuesto daremos la vuelta lentamente y si vemos que se mueve, entonces terminamos de montar (no vayáis a tirar la nata, que la liamos).
 
 
 
 
Preparamos la fuente o plato donde vamos a montar la tarta con trozos de papel de horno, colocados de tal forma que , después podemos tirar de ellos una vez terminada la tarta, y nos quede la fuente limpia.
 
 
Para montar la tarta, primero debemos cortar el bizcocho en capas, yo he usado una lira pero podéis hacerlo con un cuchillo de sierra con mucho cuidado de que no se rompa. Pinchamos unos palillos en cada capa (como podéis ver en la imagen 5), para que cuando montemos la tarta la podamos volver a poner las capas en su sitio. Mojamos con el almíbar la capa superior, le damos la vuelta con cuidado y mojamos por el otro lado. Esta capa, será la que usemos primero, siendo la capa de abajo la que va ir encima. Esto lo hacemos por que la capa de abajo es más recta y así nos quedará una superficie más lisa.
Echamos en un bol la mitad de la nata montada y mezclamos con las fresas troceadas en trocitos pequeños. Untamos la primera capa con ellas, extendiéndolas bien. Colocamos la siguiente capa de bizcocho y hacemos los mismo, primero la empapamos de almíbar y después cubrimos con nata y fresas. Ponemos la última capa de bizcocho, impregnamos de almíbar y cubrimos con nata montada. Extendemos bien con una espátula dejándola lo más lisa posible toda la superficie y los bordes.
 
 

 
Adornamos con los trozos de fresas más grandes, que teníamos reservados y si disponemos de una manga pastelera podemos decorar con más nata.



Tiramos con cuidado de los recortes de papel vegetal y nos quedará la tarta perfecta para presentar.









¿QUIERES UN TROCITO?

jueves, 20 de marzo de 2014

POSTRE LIGERO DE YOGURT CON FRESAS



Un postre no debe ser algo calórico, que después de comérnoslo tengamos sentimiento de culpa. A mi me encantan los postres, y me gusta comérmelos y disfrutarlos. Y si no queremos "pecar" muy a menudo para mantener nuestra línea, podemos hacer un postre igual de delicioso pero mucho más ligero, que nos haga disfrutar de su dulzor y sabor, sin luego arrepentirnos.
Este postre ha sido mi merienda de ayer, tenía unas fresas que pedían a gritos ser comidas y sin dudarlo ni un segundo, me preparé un "tentempié" digno de una reina.  Como lo he hecho con ingredientes desnatados y con fructosa, este postre forma parte de uno de los postres dulces de la nueva sección "ricón sano". Aquí encontraréis más recetas dulces ligeras.

Ingredientes:

(Para 2 vasitos)

 
 
+ Cereales integrales tipo kellogs  para decorar (opcional).
 

Preparación:

En un bol echamos los dos yogures, dos cucharadas de queso fresco (tipo philadelphia) y las dos cucharadas de fructosa. Con unas varillas mezclamos bien.
Lavamos las fresas, les sacamos el tallo y las cortamos en trocitos pequeños. Las agregamos al bol con la mezcla de yogur y queso y revolvemos. Vertemos el preparado en dos vasitos, decoramos con una fresa en rodajas y con cereales integrales.
 
 
 






¡DELICIOSO!










lunes, 17 de marzo de 2014

LECHE FRITA


Este es un postre de toda la vida, de esos que hacían nuestras abuelas y que nunca defraudan. Esos postres que con cuatro ingredientes de los de "andar por casa" preparas un manjar. Me encantan, porque no siempre planeas preparar un postre, a veces surge y cuando empiezas a hacer recuento de ingredientes y ves que te falta alguno, se te chafan los planes. Con este no te pasará (no debería), porque estos ingredientes nunca faltan en casa.

Ingredientes:






Preparación:

  1. Echamos en un bol el azúcar...
  2. y la maizena y mezclamos. Reservamos.
  3. En un cazo, al fuego, ponemos 1 litro de  leche, la piel de la naranja,del limón y la ramita de canela, (yo le eché canela en polvo, porque no tenía en rama). Dejamos cocer a fuego suave. Antes de que hierva retiraremos del fuego.
  4. En un cuenco batimos las yemas y añadimos el resto de la leche poco a poco.
  5. Integramos bien.
  6. Añadimos la mezcla del azúcar con la maizena que teníamos reservada.
  7. Batimos bien hasta conseguir una mezcla sin grumos.
  8. Colamos la leche.
  9. Añadimos la leche a la mezcla anterior, la ponemos de nuevo al fuego, y removemos poco a poco hasta que espese, a fuego lento.


  1. La echamos en un recipiente, previamente engrasado.La metemos en la nevera, como mínimo 4 horas, si es de un día para otro mucho mejor.
  2. Cortamos en trozos iguales. (Yo tengo este peculiar cortador, que me venía con el molde, que es muy práctico).
  3. Las vamos colocando en un plato o fuente.
  4. Pasamos por huevo batido.
  5. Y después por harina.
  6. Pasamos de nuevo por huevo.
  7. Freímos en aceite bien caliente, hasta que estén dorados.
  8. Dejamos escurrir sobre papel absorvente.
  9. Rebozamos en azúcar y canela.


 
 
 
¡Y listo! Ya tenemos nuestra leche frita, para saborearla sola o acompañada de un buen café. Si nunca la habéis hecho, ya va siendo hora que os pongáis manos a la obra, y si ya la habéis hecho más veces, seguro que estaréis deseando hacerla pronto.
¡Feliz inicio de semana a todos!
 

 



¡BUENÍSIMA!

lunes, 10 de marzo de 2014

TARTA DE PETIT SUISSE



Esta tarta la vi en "la cocina de la Abuela" y aprovechando que tenía petit suisse en la nevera me decidí a hacerla. Está buenísima, tiene un delicado sabor a petit suisse de fresa, que hace que disfrutes de cada bocado. Su elaboración es muy sencilla.

Ingredientes:




Preparación:

  1.  Hacemos polvo las galletas (con un rodillo o en la trituradora).Derretimos la mantequilla en el micro y mezclamos todo.
  2. Integramos bien con una cuchara, hasta formar una masa.
  3. Extendemos  sobre la base del molde presionando con una cuchara. Metemos en la nevera.
 
  1. Echamos la nata y los petit suisse en un bol.
  2. Mezclamos con unas varillas.
  3. Ponemos la gelatina en agua fría. Echamos la leche en un cazo al fuego y cuando esté caliente añadimos la gelatina bien escurrida.
  4. Con el fuego bajo, removemos bien hasta diluirla por completo.
  5. Vertemos  la mezcla de nata y petit suisse en el cazo.
  6. Apartamos del fuego y mezclamos bien durante unos segundos, para integrar bien la gelatina en toda la mezcla.
  7. Echamos sobre la base de tarta, poniendo una cuchara o pala debajo, para no deshacer la galleta.




Metemos en la nevera como mínimo 4 horas o de un día para el otro (mucho mejor).
Yo la decoré con virutas de chocolate blanco y palotes, pero podemos decorarla al gusto con mermelada de fresa, almendras laminadas, fideos de colorines etc. o también podemos dejarla tal cual.
Así de fácil es esta tarta que queda la mar de rica. Espero que os haya gustado y que la preparéis.
¡Feliz lunes!

 


 

¡DELICIOSA!




jueves, 6 de marzo de 2014

MADALENAS RELLENAS DE MERMELADA DE FRESA



¿A quien no le gusta desayunar con unas madalenas recién hechas? Yo las suelo preparar el fin de semana, las meto dentro de un bote hermético y aguantan unos días. Las preferidas en casa son las madalenas de nata, pero cuando me olvido de comprar nata, hago estas de leche que no están menos buenas. A veces las relleno de chocolate, otras las hago de limón, de naranja... etc. y esta vez aprovechando que había hecho la mermelada casera de fresa, las rellené con este manjar y quedaron deliciosas, tanto que esta vez ya no tuve que guardarlas en el bote.

Ingredientes:




Preparación:

En un bol vamos echando los ingredientes uno a uno (menos la mermelada) y vamos batiendo  con unas varillas: Los huevos, el azúcar,la leche, la mantequilla derretida, la esencia de vainilla y por último la harina y la levadura. Batimos bien hasta que nos quede una mezcla sin grumos.





Tapamos el bol con film y metemos en la nevera al menos una hora.




Precalentamos el horno a 200º. Disponemos las cápsulas de las madalenas en los moldes, echamos dos cucharadas de masa en cada una, mermelada al gusto y otra cucharada de masa. Ponemos una gotita de mermelada en el centro .



Horneamos unos 20 - 25 minutos con calor abajo.





Dejamos enfriar antes de desmoldar. Si no vais a consumirlas en el momento, recordad guardarlas en un bote hermético o en un taper.




 ¡DELICIOSAS!

miércoles, 5 de marzo de 2014

MERMELADA DE FRESA




Cuando hice el Pastel de yogur con fresas, aprendí a hacer la mermelada. La verdad es que nunca había buscado como se hacía, ni me había parado a ver ninguna receta. Esa tarta la hice ligh, para estrenar la nueva sección "Rincón Sano", entonces no quise usar mermelada  comercial, prefería hacerla casera para que fuese más natural. Y ahí descubrí, que es muuuuuy fácil de hacer y que está muuuuy rica. La mayoría ya sabréis hacer mermelada, pero he decidido subir la receta, por si hay alguien como yo, que aún no la ha echo. Yo la preparé con fuctosa para hacerla ligh, pero si lo preferís hacerla con azúcar. Yo compré la fructosa del hacendado, para preparar los postres para mi madre que no puede tomar azúcar, y me gustó tanto como saben (saben igual que con azúcar) que ahora la uso a menudo. La bolsa es de 750gr, pero tiene el doble de poder endulzante que el azúcar, por lo tanto hay que usar la mitad.


Ingredientes:


NOTA: Si vais a utilizar azúcar, usad el doble que azúcar: 200gr.



Preparación:

Lavamos la fresas, les sacamos el tallo, las cortamos en trocitos pequeños y las echamos en un cazo.

Ponemos al fuego. Le exprimimos medio limón.


Añadimos la fructosa, o el azúcar.



Y cocinamos a fuego medio unos 30 - 40 minutos aproximadamente revolviendo de vez en cuando.


Las fresas irán soltando su jugo, al principio de la cocción estarán muy aguadas, pero poco a poco irán espesando. Cuando encontréis el punto de espesor que os guste, recordad que al enfriar quedará un pelin más espeso, apartamos del fuego.
Dejamos templar un poco y echamos en un bote, aún caliente. Dejamos con la tapa abierta, y cuando esté completamente frío ya podemos taparlo y guardarlo en la nevera.
 
 
 


¡BUENÍSIMA!



martes, 4 de marzo de 2014

OREJAS DE CARNAVAL



Las orejas junto a las filloas, son un dulce típico de carnaval. Las dos llevan los mismos ingredientes, pero en diferentes cantidades. Si tengo que elegir me quedo con las filloas, que son las que hemos hecho en casa toda la vida, pero las orejas también están muy ricas. ¿Y a vosotros cual os gustan más?


Ingredientes:



NOTA:
  • Podéis sustituir el anís por unas gotas de aroma de anís.
  • El azúcar avainillado podéis suprimirlo o cambiarlo por una cucharada de azúcar.
  • La harina es una cantidad aproximada, quizás necesitéis un pelín más.

Preparación:

En un bol echamos la harina (en principio los 600gr, aunque después quizás necesitéis más). Hacemos un hueco en el medio a modo de volcán, echamos los huevos batidos previamente, añadimos la mantequilla derretida (en el microondas), echamos la leche, el anís, la ralladura de limón, el azúcar avainillado y la sal. Con una espátula o una cuchara vamos mezclando de fuera hacia dentro.

 
Mezclamos todo lo que podamos, y cuando se nos haga complicado de mezclar con las espátula, terminamos de mezclar con las manos. Si la masa queda muy pegajosa, añadiremos un poco más de harina y vamos trabajando hasta tener una masa elástica. Formamos una bola y la dejamos reposar media hora dentro del bol, tapado con un paño.
 
 
 
 
 

 
 Embadurnamos la mesa y el rodillo con aceite (si lo hacemos con harina, se nos manchará luego el aceite al freír las orejas), estiramos la masa dejándola lo más fina posible y cortamos en trozos. Freímos en abundante aceite (bien caliente), vuelta y vuelta cuidado de que no se quemen, sólo que se doren un poquito. Ponemos sobre papel absorvente y finalmente ponemos  en un cuenco el azúcar y la canela y rebozamos  las orejas.
 



Podéis cortarlas en rectángulos, triangulitos o de la forma que más os guste. Yo no me compliqué mucho y las corté de formas diferentes.


 

¡BUENÍSIMAS!