miércoles, 5 de noviembre de 2014

TARTA DE CHOCOLATE Y PROFITEROLES DE NATA


Hoy os traigo una tarta muy fácil y riquísima, con muy pocos ingredientes y que gustará a todos.




Ingredientes:

Preparación:

Preparamos la base de galleta, triturando el paquete de galletas hasta hacerlas polvo. Derretimos la mantequilla y mezclamos con la galleta hasta formar una masa. La vertemos en el molde y con la ayuda de una cuchara la aplastamos cubriendo el fondo del molde.


Cubrimos la base de galleta con todos los profiteroles, colocandolos ordenadamente hasta cubrir totalmente el fondo del molde.



Vertemos en un cazo la mitad de la nata y la ponemos al fuego. Echamos el resto de la nata en un vaso y diluimos los dos sobres de cuajada. Vertemos la cuajada diluida en el cazo y revolvemos con unas varillas para terminar de disolverla. Cuando comience a hervir retiramos del fuego.
Partimos el chocolate en onzas y las vertemos en el cazo de la nata. Ponemos de nuevo el cazo al fuego, no muy alto, y revolvemos con las varillas hasta que el chocolate esté completamente derretido e integrado. Lo vertemos con cuidado encima de los prefiteroles y lo metemos en la nevera, mínimo 4 horas.


Después de cuatro horas en la nevera, ya está lista para ser decorada. Yo la decoré con virutas de chocolate blanco y con un par de profiteroles, partidos en trozos, que me sobraron.






 

¡De vicio!

sábado, 27 de septiembre de 2014

TARTA DE FRUTAS DEL BOSQUE



Hoy os traigo una tarta que preparé para el cumpleaños de mi madre, y que en casa gustó mucho. Es una tarta muy fresca y con un sabor diferente que sorprenderá, y como siempre muy fácil.
Yo la prepararé con frutas congeladas (grosellas, arándanos, frambuesas, moras y fresas) que compré en la tienda de congelados donde trabajo.

Ingredientes:

                                + 2 hojas de gelatina

Preparación:


Comenzamos preparando la base de la tarta:
  1. Trituramos el paquete de galletas en la picadora, o con la ayuda de un rodillo.
  2. Mezclamos con la mantequilla previamente derretida.
  3. Cubrimos el fondo del molde elegido. Metemos en la nevera.



  1. Diluimos los dos sobres de gelatina neutra (en polvo) en 200ml de nata fria.
  2. Ponemos los 500ml de la nata restante al fuego y cuando comience  a hervir añadimos la gelatina diluida anteiormente. Revolvemos un par de minutos más hasta que comience a hervir de nuevo. Retinamos del fuego y reservamos.
  3. En un bol echamos los yogures, el zúcar, que mediremos llenando el vaso del yogur con él y la mitad de las frutas, que si son congeladas (como es mi caso) las habremos dejado descongelar previamente. Trituramos todo muy bien.
  4. Añadimos la nata reservada y mezclamos muy bien. Es importante mezclarlo bien todo, para que la gelatina quede repartida por toda la mezcla y solidifique bien.
  5. Vertemos la mezcla sobre la base de galleta preparada anteriormente, poniendo una espátula o cucharada debajo para no deshacer la base.
  6. Metemos en la nevera un mínimo de 6 horas. Yo este tipo de tartas prefiero hacerlas de un día para otro, quedan mucho mejor.


Una vez tenemos la tarta gelidificada, un par de horas antes de su consumo, como mínimo, preparamos la cobertura:

  1. Reservamos unos pocos frutos para la decoración y el resto los trituramos.
  2. Colamos, presionando bien con una cuchara para sacar todo el jugo.
  3. Ponemos un par de hojas de gelatina a remojo en agua fría.
  4. Ponemos el jugo de las frutas trituradas al fuego y añadimos dos cucharadas de azúcar y 1/2 vaso de agua.
  5. Cuando comience a hervir, echamos las hojas de gelatina que teníamos a remojo, escurridas previamente.
  6. Revolvemos bien con la ayuda de unas varillas, durante un par de minutos, para asegurarnos de que quede bien diluida. Dejamos enfriar unos minutos.
  7. Una vez tíbia (nunca caliente), vertemos con cuidado sobre nuestra tarta usando el truco de la espátula o cuchara.
  8. Antes de meterla en la nevera decoramos con los frutos reservados.
  9. Metemos en la nevera un mínimo de dos horas más.




Si queréis ahorraros este último paso, podéis adornarla sólo con unos frutos por encima o con una mermelada de frambuesa o moras de las del super. O preparar una gelatina del sabor que más os guste. Aunque os recomiendo que la hagáis así, porque queda deliciosa.








¡Está de vicio!



domingo, 22 de junio de 2014

GALLETAS DE ANÍS Y NARANJA



Estas galletas son otra versión de las galletas craqueladas de chocolate y las galletas craqueladas de almendra y azahar. La primera vez que la hice me cautivaron, por su sabor, por su fácil y rápida elaboración y por lo bonitas que quedan. La combinación de naranja y anís las hace exquisitas. Solas ya están buenas, pero si las acompañas con una infusión o un buen café, te cautivarán.

Ingredientes:


Preparación:

  1. En un bol echamos el azúcar, la harina, la levadura, una pizca de sal y la ralladura de la naranja.
  2. Con una cuchara lo mezclamos todo bien.
  3. Añadimos el huevo y el anís.
  4. Y seguimos mezclando hasta obtener una masa sin grumos.
  5. Formamos bolitas con las manos y las rebozamos en azúcar glas.

 
 Las horneamos unos 15 minutos a 180º, con calor arriba y abajo. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.




¡Buenísimas!

domingo, 15 de junio de 2014

BIZCOCHO DE COCA-COLA



Ya hacía un par de semanas que no publicaba nada, y es que como os he explicado en el facebook, después de estar dos años en el paro por fin he encontrado trabajo, y no uno ... dos! En la misma semana me llamaron para trabajar en dos empresas a media jornada una por la mañana y en la otra por la tarde (ni que se hubieran puesto de acuerdo), y claro estas ocasiones hay que aprovecharlas porque no abundan. En fín, que a parte de no tener tiempo para publicar, porque trabajo todo el día, tampoco hago de comer, (tengo un marido maravilloso que se encarga de tenermela lista), por eso aparte de no tener tiempo, tampoco tengo recetas nuevas para publicar. Pero mirando en el "baúl de los recuerdos" he visto que tenía las fotos de este bizcocho de coca-cola que he hecho hace unos meses. Es un bizcocho que había visto por la red un montón de veces y no me había atrevido a hacerlo, hasta que un día, vi una latita de coca-cola solita en la nevera y se me dió por probar a ver que tal. Pues bien, en casa encantó. Está muy rico y muy jugoso. Y ya es una receta de las que pienso repetir (cuando tenga un poco de tiempo, claro). Hay una cosa importante que tenéis que tener en cuenta: la coca-cola debe ser normal, no vale hacerla con coca-cola zero, ligth u otras debe de ser con la normal.

Ingredientes:


 

Preparación:

  • Separamos las yemas de las claras y las echamos en diferentes recipientes.

  • Semimontamos las claras con el azúcar y reservamos.
 
 
  • En el bol de las yemas añadimos la lata de coca-cola y mezclamos con unas varillas.


  • Añadimos la harina y la levdura y seguimos mezclando hasta integrarlo todo.
 
 
  • Vertemos las claras en el bol de las yemas, e integramos todo con unas espatula, con movimientos envolventes.
 


  • Engrasamos un molde y vertemos la mezcla en el.
  • Con el horno caliente lo cocinamos unos 40 minutos a 180ª con calor abajo los primeros 30 minutos y con calor arriba y abajo los últimos 10 minutos. Pinchamos con un palillo o brocheta para comprobar que está listo, si sale seco lo estará si sale húmedo lo dejaremos unos minutos más.



¡Buenísimo!

domingo, 1 de junio de 2014

CHOCOFLAN


Hoy os traigo el chocoflan, que como su nombre indica es una mezcla de bizcocho de chocolate y flan, también es conocido por pastel imposible. Que no entiendo muy bien yo ese nombre... en tal caso se le puede llamar pastel mágico, porque su pecurialidad es que, cuando lo metes en el horno se intercambian las capas, la de bizcocho pasa para arriba y la de flan se va para abajo. Pero en fin lo de menos es el nombre, lo importante es que de imposible nada, super fácil de hacer y muy rico.


Ingredientes:


Preparación:

  1. Derretimos la mantequilla en el micro a media potencia.Troceamos el chocolate y añadimos al cuenco con la mantequilla derretida.
  2. Mezclamos bien con unas varillas hasta que el chocolate se derrita por completo y se integre.
  3. En un bol echamos los huevos y el azúcar y batimos.
  4. Añadimos el chocolate que habíamos derretido con la mantequilla.
  5. Mezclamos bien.
  6. Añadimos la harina, el cacao y la pizca de sal.
  7. Batimos todo bien con unas varillas eléctricas.
  8. Caramelizamos el molde y vertemos la mezcla.


  1. En un bol echamos los huevos y el azucar.
  2. Batimos bien hasta que blanqueen.
  3. Añadimos la leche y terminamos de batir.
  4. Vertemos en el molde encima de la capa de bizcocho que ya habíamos preparado.



  • Encendemos el horno.
  • Preparamos una bandeja con agua caliente y metemos el molde del chocoflan dentro. El agua debe cubrir hasta la mitad del molde, no mucho más para que no entre agua al pastel.
  • Metemos al horno a 180º  unos 50 minutos aproximadamente con calor arriba y abajo.

 

Sabremos que está listo si al pincharlo con un palillo este sale húmedo.


Como podéis ver, la capa de bizcocho que habíamos puesto abajo  ha subido.







¡Delicioso!

domingo, 25 de mayo de 2014

LASAÑA DE PESCADO Y MARISCO


Hoy os traigo una riquísima lasaña de pescado y marisco para chuparse los dedos. Yo la he hecho con dos filetes de rape, dos filetes de merluza y langostinos; pero admite cualquier pescado y marisco.
Se hace en un periquete y está buenísima.

Ingredientes:


 

Preparación:

  • Picamos en trozos los filetes de pescado limpios, los ponemos en un cuenco y los sazonamos con perejil picado, ajo molido, sal y unas gotas de aceite de oliva.
  • Cocemos los langostinos en abundante agua con sal y laurel (podemos comprarlos ya cocidos). Los pelamos y los picamos en trocitos pequeños.
  • En una sartén pochamos, a fuego suave, el pimiento, la cebolla y el ajo, bien picaditos.

  • Echamos el pescado y los langostinos en la sartén y los cocinamos unos 5 minutos a fuego suave.
  • Desmenuzamos el pescado con una pala de madera.
  • Añadimos un chorrito de salsa de tomate, especies surtidas y sal al gusto y dejamos 5 minutos más.



  • Preparamos la bechamel (podéis ver como aquí). Cubrimos el fondo de la fuente con una capa fina.
  • Ponemos una capa de placas de lasaña, que habremos cocido antes (o puesto en remojo si son precocidas, lee las instrucciones en la caja), a continuación ponemos una capa generosa de la mezcla de pescado y marisco.
  • Repetimos otra vez: capa de placas de pasta y capa de pescado y marisco, hasta terminar con la mezcla. La ultima capa debe de ser de placas de pasta.


  • Cubrimos con la bechamel.
  • Espolvoreamos el queso rallado.
  • Metemos el horno y gratinamos hasta que se dore ligeramente.



Y ya tenemos lista nuestra ríquisima lasaña de pescado y marisco.


 




 

¡Riquísima!

lunes, 19 de mayo de 2014

PALITOS DE ALMENDRA Y CHOCOLATE


Esta receta la vi en el blog de Dulces frivolidades. Me pareció muy sencilla y la foto te invitaba a prepararla pronto, para poder degustarla. En menos de media hora, tenía lista la merienda, y los invitados dieron la aprobación de la nueva receta. Mi marido me dio "permiso" para repertirla las veces que quiera.....


Ingredientes:


Preparación:

  1. En un bol mezclamos el vino con el aceite.
  2. Añadimos la mitad de la harina junto con la sal, tamizandola con un colador o tamizador.
  3. Tamizamos el resto d ela harina junto a la levadura.
  4. Mezclamos con una cuchara de madera o una espátula, hasta conseguir una masa manejable.
  5. Picamos las al mendras y las añadimos a la masa junto con las pepitas de chocolate.
  6. Con la mano amasamos un poco para repartir las almendras y el chocolate.
  7. Estiramos la masa encima de un papel vegetal, con la ayuda de un rodillo, dándole forma rectagular y dejándola de 1cm de espeso apróximadamente.
  8. Con un cuchillo bien afilado, o un cortapizzas, cortamos formando los palitos más o menos tódos del mismo tamaño. No hace falta cortar hasta el fondo, después de horneados, los terminaremos de cortar.
  9. Colocamos en una bandeja de horno y horneamos unos 18 / 20 minutos, a 180º con calor arriba y abajo.

Sacamos del horno, terminamos de cortar, con cuidado de no quemarnos y dejamos enfriar.



¡Riquísimos!